Cronometrar un momento, el silencio entre un latido del corazón y el siguiente. Ayer cuando estabas cerca no se escuchaban. Iban rápido, rítmicos y el momento parecía largo, interminable, ¿eterno?

¿Cuánto tarda un copo de nieve en caer al suelo?

Puedes seguirlo con la vista pero se terminará perdiendo y no sabrás dónde ha ido. Caerá en un alféizar, en un tejado, en el suelo, será una huella que durará un tiempo, después se deshará, se mezclará con la tierra. La nieve antes blanca, eterna, silenciosa, espacio entre dos latidos, se volverá barro, el barro se la comerá, la manchándola. Un copo desaparecido, hecho agua y después la primavera.

¿Es eso una despedida?

Llegarán otros vuelos, yo solo sé que hoy te echo de menos,

que tu eco todavía resuena en mis oídos.